Noticias del Congreso

SECCIÓN 3

GLOBALIZACIÓN Y DERECHO MERCANTIL

Ponente: D. Alberto Bercovizt Rodríguez-Cano
Coordinador: D. Antonio Hernández-Gil Álvarez-Cienfuegos
Moderador: D. Ramiro Moreno Baldivieso


El nuevo fenómeno de la globalización lo cambia todo e incide también, y de manera muy aguda, en el Derecho Mercantil y en las relaciones de intercambio de productos y servicios entre países. Así lo ha detallado el catedrático de Derecho Mercantil y académico de la RAJYL Alberto Bercovitz, en la ponencia que ha dado cuerpo a la Sección 3 del X Congreso de las Academias Jurídicas de Iberoamérica.

La intensificación del tráfico económico privado a nivel internacional ha dado lugar al estudio de los problemas que esa realidad plantea al Derecho Mercantil, apuntó el ponente, insistiendo en que ha de entenderse el término “globalización” como un fenómeno en trance de realización. Esa expansión de las relaciones económicas, superando las dificultades planteadas por las fronteras nacionales, se debe fundamentalmente a la liberalización generalizada de los intercambios, entre los que destacan los flujos de capitales, la incidencia de las nuevas tecnologías -especialmente en el ámbito de la comunicación y los transportes- y las innovaciones de la organización productiva. Bercovitz Rodríguez-Cano puso el foco, además, en otro elemento a tener en cuenta, la desmaterialización de los objetos sobre los que actualmente se puede negociar a nivel internacional. “Las relaciones económicas internacionales se han referido tradicionalmente al comercio de bienes materiales, pero hoy son objetos desmaterializados, son servicios, o los denominados bienes inmateriales”. La regulación tradicional resulta excesivamente complicada para la rapidez y los objetos con los que se opera hoy día en el tráfico económico, señaló.

A juicio de este experto, lo deseable para facilitar las operaciones económicas internacionales sería conocer, desde el primer momento, cual es la regulación aplicable, lo que se conseguiría si los distintos ordenamientos aplicables tuvieran las mismas normas, esto es, si fuera aplicable una regulación legal supranacional (por ejemplo, un Tratado Internacional), o si las disposiciones legales de los Estados relacionados con la operación económica tuvieran el mismo contenido”. Como puede apreciarse, explicó el académico ponente, la relación entre la globalización y el Derecho mercantil plantea una problemática muy compleja. Ante una realidad tan cambiante, el jurista tiene que enfrentarse a una problemática global considerando cómo puede contribuir a una evolución que dé lugar a una regulación que proporcione los cambios necesarios para facilitar soluciones a los operadores de los mercados, soluciones que deben ser adecuadas a las nuevas circunstancias que se van perfilando y tienen que ofrecer el marco de una seguridad indispensable para quienes operan en el tráfico económico y en el mercado.

Como es sabido, recordó Bercovitz, la creación de Comunidad Económica Europea tenía por objeto integrar un único mercado del que formarían parte los mercados de los Estados firmantes. Evidentemente, añadió, ese mercado único tenía que estar soportado por normas directamente pensadas para asegurar el mercado común. Esas normas imponían la regulación legal que prohibía que los Estados adoptaran medidas para mantener la compartimentación de los mercados y establecían las normas legales, de vigencia inmediata, para proteger la libre competencia en el nuevo mercado. Esa tarea se ha llevado a cabo por cauces distintos, señaló el ponente; por una parte, imponiendo normas de aplicación directa, normas que se incorporan a los tratados o se imponen como Reglamentos; y otras normas que no son de aplicación directa, sino que obligan a los Estados miembros a incluir como normas jurídicas nacionales las disposiciones que se integran en las directivas. Importante resulta, además, explicó, el establecimiento de un sistema jurisdiccional que vincula a un Tribunal de Justicia de la UE la interpretación inapelable de las normas integradas en el ordenamiento jurídico comunitario. El experto se paró también en la importancia de la existencia de organismos intergubernamentales que trabajan en dar respuesta al problema del Derecho Mercantil en el mundo globalizado: La Conferencia de La Haya de Derecho Internacional privado, el UNCITRAL (dependiente de Naciones Unidas) y el UNIDROT (un Instituto independiente, con sede en Roma, para la unificación del Derecho Privado). Asimismo, se refirió a las “softlaw”, (Derecho blando), esas disposiciones no imperativas que se ofrecen como leyes modelo o códigos de conducta, tan propias de los países anglosajones.

La irrupción de Internet en las transacciones comerciales ha revuelto el escenario, eliminando fronteras y operando en un mercado global, creando situaciones sin precedentes en el ámbito comercial, destacó Bercovitz. Su implantación tiene, a su juicio, un efecto perverso: dada la expansión de las redes informáticas a todo el planeta se suscitan dos ideas; la primera, que se vive ya un mercado globalizado, lo cual es cierto sólo en parte y por ello es exagerado pensar que han desaparecido los mercados locales, y la segunda, que sólo hay un mercado global, lo cual no es cierto, sino engañoso. Así, explicó, “es posible y habitual la realización de contratos por vía electrónica, pero a la hora de ejercitar los derechos que corresponden a una de las partes que ha contratado, ésta se enfrenta al obstáculo a veces insuperable, de tener que acudir a la aplicación del Derecho extranjero y ejercitar los derechos derivados del contrato ante foros extranjeros que plantean muy pocas posibilidades de obtención de resoluciones justas y eficaces”. La otra modalidad de contratación por Internet que tiene lugar mediante un simple clic exige la aplicación de normas que tienen carácter imperativo, disposiciones para proteger al consumidor y asegurar el respeto a los intereses de quien decide contratar de esta manera automatizada. Bercovitz insistió en que no debe olvidarse la extraordinaria relevancia que tiene la jurisprudencia de los Tribunales Superiores, que con sus sentencias se actualiza y adapta a las nuevas circunstancias. Tampoco hay que olvidar, concluyó, la incidencia que tienen en el mercado la gran cantidad de arbitrajes que se realizan y para cuya resolución hay que aplicar normas que han acordado las partes, en el caso de que no puedan imponerse normas de carácter imperativo.

A esta sección tercera del X Congreso se han presentado doce comunicaciones:

El nuevo paradigma del contrato en la contratación globalizada y estandarizada sin negociación, de Antonio Sotillo Martí (Valencia-España)

Globalización y Derecho Mercantil, de Sergio Zavala Leiva (Honduras)

La modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y los mecanismos de solución de controversias en materia de remedios comerciales, de Oscar Cruz Barney (México)

Globalización y Derecho Mercantil, de Juan Carlos Palmero (Córdoba-Argentina)

La doctrina del levantamiento del velo societario en el Derecho Internacional. Análisis del caso Venoklim Vs República Bolivariana de Venezuela. Tramitación ante el CIADI, de Fernando Andrés Beconi Ortiz (Paraguay)

Globalización y Derecho Mercantil, de Fernando Sarmiento Cifuentes, (Colombia)

La incidencia de globalización en el Derecho Tributario de la Unión Europea y en España, de Carmen Botella García-Lastra (España)

El arbitraje internacional imprescindible en la globalización, de Julio González Soria (España)

La armonización de los impuestos especiales en la Directiva 2008/118/CE, de Antonio Fernández de Buján y Arranz (España)

El traslado del domicilio social de las Sociedades Mercantiles, de Francisco Tusquets Trías de Bes (Cataluña- España)

Libre competencia y mercado globalizado, de Juan Manuel Fernández López (España)

Algunas notas sobre globalización y empresas públicas, de Manuel Luis Pérez García (España)

<< Regresar al listado