Académicos de Número


Excmo. Sr. D. ANTONIO FERNÁNDEZ DE BUJÁN y FERNÁNDEZ (Med. nº 33)

Tomó posesión el 20-I-2014
Lugo, 1953

Premio extraordinario de Doctorado por la Universidad Autónoma de Madrid en 1978. En 1983 obtuvo, con 29 años, la cátedra de Derecho romano en la Universidad de Cádiz, y en 1991 la de la Universidad Autónoma de Madrid.

Especialista en Jurisdicción Voluntaria, arbitraje, derecho administrativo y fiscal romano.
Vocal de la Comisión General de Codificación en las ponencias de Jurisdicción Voluntaria en los años 2002-2005 y 2012. Ponente en el Congreso de los Diputados, en trámite de asesoramiento del Proyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria (2007).
Consejero de las editoriales Thomson- Aranzadi, Iustel y Dykinson. Director de la Revista General de Derecho Romano de Iustel y de la Colección de Monografías de Derecho Romano de Dykinson. Consejero de ISDE y de Economist & Jurist, entre más de una veintena de Consejos Científicos.

Autor de 17 libros y 240 artículos doctrinales en materia de Derecho romano, Derecho procesal y Derecho civil, lo que le ha valido el reconocimiento de seis sexenios por la Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora. Ha dirigido 14 Tesis Doctorales.
Director del Departamento de Derecho Privado, Económico y Social de la UAM, años 1995-1998.
Vocal de la Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora. Evaluador de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva.

Está en posesión de la Medalla Castelao (2011), premio de mayor prestigio en Galicia, otorgado por la Xunta de Galicia en reconocimiento a su actividad docente e investigadora.
Es Académico de Número de la Real Academia Gallega de Jurisprudencia y Legislación.
Doctor Honoris Causa por la Universidad de Plovdiv (Bulgaria 2013).
Está en posesión de la Cruz de Honor San Raimundo de Peñafort y de la Encomienda con Placa de Alfonso X el Sabio.

Su candidatura fue presentado por los Numerarios, Excmos. Sres. D. Aurelio Menéndez y Menéndez, D. Antonio Rodríguez Adrados y D. Rafael Mendizábal Allende.

Su discurso de ingreso versó sobre “LA DEUDA HISTÓRICA DEL ARBITRAJE MODERNO”